Indemnización por negligencia médica

Infecciones hospitalarias

U Una de las dudas más frecuentes de los ciudadanos que se han visto perjudicados por un error médico, es la cuantía en cuanto a indemnización por negligencias médicas.

Lo cierto es que no es tan fácil responder a la cuestión, pues existen multitud de factores que entran en juego para que la indemnización por mala praxis o negligencia, pueda ser mayor o menor.

Claro está que no sólo entran en juego factores “objetivos”, sino también circunstancias que pueden hacer, simple y desgraciadamente, que el damnificado no obtenga lo que por Ley le corresponde.

Antes de nada deberemos considerar si la mala praxis o error médico ha sido cometido en un centro público o en un centro privado. Cuando la negligencia se produce en un centro de la Sanidad Pública, los abogados deberán llevar a cabo una Reclamación por Responsabilidad Patrimonial.

Tal reclamación deberá ser perfectamente presentada, en fondo y forma, en la instancia correspondiente.

En este caso estamos hablando de un procedimiento administrativo en el cual es reclamada a la Administración la indemnización por los daños y perjuicios causados por un error o negligencia médica.

La indemnización, por supuesto, variará en función de los daños causados, días de baja, secuelas… Otro dato importante a tener en cuenta es el plazo. Si pasa más de un año desde que produjo la negligencia, no podrán tomarse acciones legales.

Por ello, los interesados han de darse prisa y contactar con abogados especialistas en negligencias médicas. No hay que dejarse amedrentarse por la maquinaria legal de la administración. Por el contrario, juristas especializados en malas praxis pueden ayudarle hasta más allá de donde Vd. imagina.

Indemnización por negligencia médica en Madrid

Como hemos indicado, en los procedimientos practicados en el área de los errores médicos, hay que distinguir entre centros privados o centros públicos.

La indemnización por negligencia médica en Madrid deberá ser calculada en base a diferentes parámetros. En la capital de España existen multitud de centros privados. El enfoque hacia los fallos de estas empresas deberá realizar de forma muy diferente a si atañe a una institución pública. Se realizará una Demanda por Responsabilidad Civil, demanda que se presentará ante la jurisdicción Civil.

Se trata de un proceso que se desarrolla en los distintos Tribunales de Justicia de la Jurisdicción Civil. El plazo de prescripción del error, en este caso fluctúa entre el año y los 15 años. Por otro lado, hay que señalar que existe una tercera vía (que afecta por igual a casos en centros privados y públicos), la cual consiste en servirse de la jurisdicción Penal.

Los tribunales de la capital están capacitados para dar cabida a peticiones de compensaciones económicas por todo tipo de errores médicos: fallos de diagnóstico, de tratamiento, errores durante partos, lesiones o muerte por infecciones dadas por una mala desinfección o esterilización…

La indemnización por negligencia médica en Madrid tendrá que ser solicitada por juristas especializados, quienes no se ocupan de todo el proceso en solitario; ni mucho menos.

Sobre todo en procedimientos complejos, se hace necesario colaborar con otros profesionales relacionados con la Justicia. Los juristas le informarán desde el principio, siempre a través de un lenguaje perfectamente comprensible.

Un buen abogado especialista en negligencias médicas, sabe que su cliente pertenece a un conjunto vulnerable.

Las personas que sufren (ellas mismas o sus familiares) negligencias médicas, se sienten a veces totalmente imposibilitadas para enfrentarse a la situación, ya que no sólo se trata de una cuestión jurídica, sino también puramente personal que compromete la salud mental y física.

Cálculo indemnización negligencia médica

Con los juristas adecuados, el cálculo indemnización negligencia médica se dará fácilmente. Y fácil no es la palabra cuando nos referimos a este tipo de procesos y sus posibles consecuencias.

Los abogados especializados en Derecho Sanitario conocen todas y cada una de las normas, modificación de leyes, actualizaciones… Se trata de ámbito que no debe ser intervenido por cualquier letrado.

Antes de nada, hay que indicar claramente que actualmente no existen baremos determinados para calcular las correspondientes indemnizaciones. Tales baremos o cálculos se realizan en base a la jurisprudencia, o sea, teniendo en cuenta anteriores sentencias que han sentado precedentes.

Así pues, es la doctrina del Tribunal Supremo la que hay que seguir. Teniendo en cuenta al Alto Tribunal, se aplicará el procedimiento en el momento en que se dio el suceso (en este caso una negligencia médica).

Las posteriores valoraciones determinarán el grado de gravedad de la lesión y otras circunstancias que influirán directamente en el cálculo de la indemnización correspondiente.

Es obvio que existen muchos grados en cuanto a errores médicos: desde pequeñas negligencias sin secuelas para el paciente o secuelas de poca importancia, hasta errores con consecuencia de fallecimiento.

Los pacientes víctimas de las negligencias nunca deben realizar por su cuenta acciones legales, pues tanto si se trata de un hospital privado como público, aseguradoras o grupos de letrados especializados, tratarán de minimizar la realidad e incluso intentar que el paciente no obtenga un solo euro tras haber sido tratado negligentemente.

En el ámbito de Derecho Sanitario, también hay que tener muy en cuenta el daño moral. La jurisprudencia actualmente (SSTS de 30 de noviembre de 2011, rec. nº 2155/2008 y 19 de septiembre de 2011, rec. nº 1232/2008) cuenta con herramientas para tratar de un modo favorable para la víctima los daños morales, siempre que estos daños se valoren cuidadosamente, a través de juristas altamente especializados en cálculos de indemnizaciones, abogados que siempre (y exclusivamente) deberán intervenir en este complicado ámbito del Derecho.

Hay que insistir que existe un gran número de situaciones que pueden conllevar a la obtención de indemnizaciones por negligencias.

Como hemos indicado más arriba, existen hechos dados por mala esterilización (de lo que puede derivarse infecciones fatales), por errores médicos durante operaciones...

Por extraño o complejo que le parezca su caso, cuente siempre con profesionales juristas acostumbrados a la máxima personalización en todos los procesos legales.

No se quede con dudas y pregúntenos sin compromiso Consulta Online